Se sigue un proceso artesanal.

1. Se calienta la leche en la cuba. Nuestra cuba es abierta, eso nos permite poder jugar con un determinado tamaño de grano de la cuajada, temperaturas…

2. Se añade el cuajo y se deja reposar.

3. Con la ayuda de la lira se rompe toda la masa.

4. Se separa por un lado el suero y por otro la pasta.

5. Esta pasta se pasa a una mesa de trabajo, donde se presiona con unas paletas.

6. Se corta la pasta y se llenan los moldes, este proceso es manual.

7. Se coloca en la prensa, el prensado gradual y muy diferente según el tamaño del queso.

8. Después se introduce en la salmuera (agua con sal).

9. Se coloca en la sala de oreo.

10. Por último pasa a la sala de maduración donde estará tres meses y medio. Durante este tiempo manualmente se voltean los quesos y acondicionan los mismos (por frotamiento con paños o cepillos) de forma manual.